Cerrar
Cerrar mmenu movil
Img Noticias

La llave de la transición energética verde está bajo tierra

El suelo español esconde minerales claves en la producción de energías limpias. Establecer una hoja de ruta para su explotacíón con criterios de sostenibilidad allanaría el camino hacia la descarbonización.

Disprosio, itrio, lantano, plata, neodimio, oro, terbio, cerio, praseodimio... Esto no es un repaso a la tabla periódica. Cuarzo, casiterita, monacita, bauxita, calcopirita… Tampoco un examen de minerales. Son solo algunos de los componentes de algo que con toda seguridad tendrá cerca mientras lee este reportaje: su teléfono móvil.

Las materias primas minerales forman parte de productos tecnológicos cotidianos y resultan claves en la era digital, pero también para lograr una transición energética verde: las tierras raras como el neodimio y el disprosio se utilizan en los imanes de las turbinas eólicas y se calcula que solo para las baterías de los coches eléctricos y el almacenamiento de energía, Europa necesitará hasta dieciocho veces más litio en 2030, y hasta sesenta veces más en 2050.

A primeros de este mes, la Comisión Europea presentaba un Plan de Acción sobre materias primas fundamentales para evitar la dependencia de terceros y asegurar una transición económica ecológica. La lista contiene treinta materias primas que considera críticas, y en la que por primera vez se ha incluido al litio, esencial para el cambio a la electromovilidad. Y no es de extrañar porque el objetivo fijado para 2050 es que en Europa circulen 900 millones de vehículos eléctricos. Maroš Šefcovic, vicepresidente de Relaciones Interinstitucionales y Prospectiva, dejaba claro que «no podemos permitir que nuestra actual dependencia de los combustibles fósiles se sustituya por una dependencia de las materias primas fundamentales» y Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, se mostraba rotundo: «Ciertas materias primas son esenciales para que Europa lidere la transición ecológica y digital y siga siendo el continente líder en industria en el mundo. No podemos permitirnos depender completamente de terceros países y, por lo que se refiere a algunas tierras raras, incluso de un solo país», en clara alusión a China, que controla el 97% del mercado de tierras raras. Y abogaba por desarrollar la propia capacidad de la UE para la extracción, el tratamiento, el reciclado, el refinado y la separación de tierras raras para «incrementar nuestra resiliencia y sostenibilidad», alentando a los países europeos a que «incluyan inversiones en materias primas fundamentales en sus planes de recuperación nacionales». 


Cont.  https://www.abc.es/economia/abci-llave-transicion-energetica-verde-esta-bajo-tierra-202009261759_noticia.html

 

TODO EMPIEZA CON LA MINERÍA

Hazte Colegiado